Henceforth, our country should be the universe. Flora Tristan Two dangers constantly threaten the world: order and disorder. Paul Valéry . . . for with freedom come responsibilities. Nelson Mandela Whenever you are in doubt, recall the face of the poorest and the weakest man. Gandhi *

Citizens’ Reappropriation of Politics

Subscribe to the newsletter
Join us on FacebookFollow us on Twitter
Sections
Citizens’ Reappropriation of Politics


Sections

---

Frente Mandela de Liberación Mundial (FMLM)
Comunicado n° 1

Traducciones: English, Français, 中文
Leer también: la posición del equipo FnGM



Qunu, noche del 15 al 16 de diciembre 2013



¡Mandela ha muerto! ¡Qué viva Mandela!
La muerte no le sorprendió, sabía que su grito de paz y de justicia había sido escuchado.
La muerte no lo detendrá, porque otras manos y otros rostros han empuñado, desde hace tiempo, sus armas y sus palabras.
Mandela encarnaba nuestra lucha, ¡y continuará encarnándola, vivo o muerto!

Somos el mundo. Somos el pueblo
Somos un pueblo. ¡Somos Mandela!

Madiba siempre ha llevado consigo la dignidad de los Thembu y de los xhosa, y con ellas la dignidad del pueblo negro, de Sudáfrica, del África sin límites y de la humanidad universal.
Él ha encarnado un mundo en el que caben todos los mundos.
Nosotros somos las generaciones de aquí y ahora. Somos los hijos de Acuario, los hijos de Ubuntu y de la Pachamama, los anonymous, los indignados y los occupy. Somos las Pussy Riots y las Madres de la plaza de Mayo. Somos el ying y el yang de la humanidad en el planeta. Somos lo femenino y lo masculino reconciliados, bajo todas sus formas biológicas y sociales. Somos ondas y partículas, movimiento del mundo y substancia del cambio. Somos las redes sociales y las comunidades parpadeantes, virtuales, potenciales, reales, operativas, transitioners, cambiantes hacia una civilización de commoners, hacia una sociedad mundial democrática, pacífica, sostenible y solidaria. En una palabra: responsable.

Somos el jazmín, el clavel, las cien mil flores que florecen ya en las revueltas de un sólo día o en las profundas mutaciones de un mundo interconectado que por un lado se hunde bajo los efectos de los mercados financieros y por otro explota bajo los tsunamis de las catástrofes climáticas. Somos los hijos de Chernobyl y de Fukushima, los hijos de las catástrofes futuras, los hijos de la guerra, los deportados, los refugiados, los mutilados, los torturados, los esclavos, los olvidados. Somos los vencedores arruinados y las víctimas resilientes. Somos los “Ya Basta” y los “Dégage !”. Somos todos wikileaks y wistleblower. Somos un software libre. Somos el frente mundial del rechazo, la rebelión universal. Somos todo eso, sí…. ¡pero somos mucho más que eso!

Somos un movimiento de liberación
Estamos en movimiento, en marcha, hacia la libertad. La de cada una y cada uno de nosotros, y la de la humanidad entera.
¡Queremos liberarnos de la locura de los poderosos que nos vuelven locos! locos por causa de la miseria y de las desigualdades, locos por agotamiento y por enfermedades, locos por nuestras tierras y por el planeta, confiscados y de aquí a poco inhabitables, locos por la competitividad, por el resentimiento, por el odio y por la desesperanza.
Queremos liberarnos y partir hacia el descubrimiento de la humanidad y de la serenidad, para inventar juntos el buen vivir y el buen gobierno, en un mundo decente, a nuestra medida, en el que cada cual pueda asumir sus responsabilidades con empatía y tolerancia.

Resistimos y exigimos
Cada uno de nosotros posee en sí mismo y sobre todo cuando estamos juntos, la fuerza del compromiso, la fuerza que nos permite resistir, ¡y que nos conduce a exigir!
Cada uno de nosotros es un sujeto único, incomparable en su sufrimiento y alegrías, en su miedo y en su cólera, en sus sueños y esperanzas, en sus fidelidades y lealtades, en su solidaridad y responsabilidad, que no deja nunca de reinventar…
Pero somos actores en movimiento sin rostro, somos sombras, máscaras en el teatro de operaciones, figurantes y dobladores, apuntadores, comediantes y actores trágicos, funámbulos y acróbatas intercambiables que actuamos por turnos de exploradores, soldados, centinelas, estrategas o generales de un movimiento mundial en orden de marcha. No queremos tomar el poder, queremos poder apenas, poder para negociar, compartir, controlar, cuestionar y entregar.
Somos transmisores entre culturas y entre generaciones, en el mundo contemporáneo de la traducción inmediata y de la interpretación simultánea. Somos la vida que susurra y la vida que irradia, somos los muertos que llevamos en nosotros. Somos la humanidad diversa, que es capaz de decir “nosotros, los seres humanos…”
Somos la nación-mundo arcoíris

Somos un frente de liberación mundial.
La hora de los frentes de liberación nacional pasó, ¡ahora ya no son sólo nacionales!
Nuestro desafío es planetario: ¡pedimos la liberación mundial!
Pedimos que se respeten, en todas partes, los derechos humanos, individuales y colectivos, los derechos cívicos y políticos, los derechos sociales y culturales, los derechos de las minorías y de las generaciones futuras, los derechos del planeta y de su diversidad.
¡Queremos una organización del mundo más justa!
¡Queremos la democracia planetaria: una democracia descentralizada con poderes más distribuidos!
¡Exigimos la erradicación de la miseria!
¡Exigimos que los ricos dejen de ser tan ricos y que los pobres dejen de ser tan pobres. Exigimos una sanidad y una educación universales, y un ingreso decente!
¡Exigimos el desarme y la reconciliación!
Pedimos poder gestionar conjunta y moderadamente los bienes comunes del planeta y de la Humanidad.
¡Exigimos la transición inmediata a una era sin petróleo, sin nucleares y sin transgénicos!
Pedimos, queremos y EXIGIMOS, estamos empezando a exigir, ¡y aun nos queda mucho por exigir!

Estamos en todas partes. Estamos interconectados.
Nos organizamos local y globalmente

¡Nos hemos encontrado en Qunu para celebrar la muerte y la vida! Hemos llorado y reído, nos hemos quedado como piedras y hemos bailado, nos hemos sentido serenos y eufóricos, nos hemos mirado unos a otros y nos hemos entendido…
Éramos el frente de liberación mundial, ¡y lo hemos llamado Mandela!
No éramos muchos, pero veníamos de todas partes. Nos hemos reunido y hemos escrito, casi de un tirón, casi sin tachones, en una sola noche, este primer comunicado del Frente.
No fue difícil en absoluto: sabíamos perfectamente quiénes éramos y lo que queríamos.

¡Somos un frente!
No nos da miedo la confrontación sino que la reivindicamos.
Sabemos quiénes son nuestros adversarios y nuestros enemigos. Sabemos que ellos también nos conocen. No creemos en ángeles ni en demonios. Sólo creemos en las relaciones de poder, y estamos empezando a conocer cuál es nuestro poder.
Hace tiempo que estamos aquí, algunos desde hace décadas. Estuvimos en Tienanmen, en Berlín cuando el muro cayó, en la Cumbre de la Tierra de Rio, en La Realidad, en Seattle, en Porto Alegre, en Copenhague, y también durante este año en Túnez y en El Cairo, en Santiago, en Madrid, en Atenas, en Estambul, en Sao Paulo, en Bangkok, en Kiev, en Bogotá, y en muchos otros lugares… ya sabemos cómo crear una, dos o tres “primaveras de los pueblos”. Sólo necesitamos un frente para coordinarnos. Un frente amplio, popular, de salvación pública, un frente mundial.

Y estaremos en todos los frentes. En el frente del clima, en los de la soberanía alimentaria y el acaparamiento de tierras, en los del fracking y en los de los grandes proyectos inútiles. En los frentes de lucha contra los tratados de librecambio bilaterales transatlántico y transpacífico. Estaremos en las asambleas locales, en las aldeas alternativas, en los foros sociales mundiales, regionales, temáticos, locales, en los foros sobre el clima, en los alternatiba. Estaremos en la calle, en las plazas, detrás de plumas y de pantallas. Estaremos en frentes y escenarios que ni nosotros ni nuestros adversarios podemos todavía imaginar. Estaremos en cualquier lugar en que podamos encontrarnos por miles. Y allá dónde algunos nos organicemos para resistir, seremos su eco, su portavoz y su bolsillo, pues la solidaridad se mide también en dólares.

No faltaremos en las cumbres del clima, en Lima el año próximo y en París en 2015, y nos movilizaremos por todo el planeta.

¡Mandela ha muerto, qué viva Mandela!
¡Ahora continuamos su lucha!
Nos toca a nosotros recoger la antorcha.
Estamos orgullosos e inquietos a la vez.
El compromiso es ambicioso y la responsabilidad enorme,
pero vamos a ser muchos…

¡Mandela vive, la lucha sigue!


Pd: Enviamos este comunicado al Foro por una nueva Gobernanza Mundial. No hemos encontrado nada mejor que un foro para abrir nuestro proyecto a debate, mostrar nuestra intención de transparencia al tiempo que reivindicar nuestro anonimato. Le encargamos la responsabilidad de discutirlo en su página web, en las redes sociales y en los medios de comunicación. Se trata de promoverlo allá dónde las movilizaciones locales coincidan con una necesaria movilización global.


Comments

---
> Comment submitted by Eulalia on 30 January 2014
Celeste tiene razón a mi parecer (y muy impresionantes las fotos del enlace que dio). Sí que me encanta cómo, con las palabras, han ligado todos los movimientos ciudadanos del mundo y también me (...)
> Comment submitted by Celeste on 29 January 2014
Bien, disculpen la verdad es que si que me pregunto quién está por detrás, no consego entender este anonimato. Habrá que ver un poco más qué se pasa. "Revindicar" la confrontación, a nivel mundial, es (...)

Links
Contact
RSS RSS 2.0
World Governance Index
Proposal Papers
Dossiers and Documents
Document Database
Videos
Home Page
About Us
Front Page